PERÚ

peru_07
PERÚ, con NUEVOS PASOS:
En Perú y concretamente en el norte del país, trabajamos con infancia en riesgo desde el 2001; atendemos semanalmente a más de seiscientos niños, niñas y adolescentes y a sus familias en nuestros programas semanales. Tenemos dos programas de prevención que se llevan a cabo durante el año, uno de prevención de abusos sexuales a menores en los colegios estatales y mediante el cual más de 2500 niños son atendidos cada año y otro de campañas médicas infantiles gratuitas con donación de medicamentos en las cuales atendemos a más de 800 niños.
Hogar de Niños:

El hogar de niños Nuevos Pasos, es un centro de puertas abiertas, con una clara vocación hacia la reinserción familiar y social, con objetivos muy marcados, para que los niños sean conscientes de sus fortalezas y de todas las oportunidades que tienen a su alcance.Atendemos a niños con diferentes problemáticas, niños en abandono, víctimas de abuso sexual o negligencia parental, en situación de orfandad o extrema pobreza.

Trabajamos la promoción de la resiliencia con un buen equipo, compuesto por consejeros, psicólogos, maestros y varios cooperantes que nos nutren con su experiencia y buen hacer. El hogar atiende actualmente a 30 menores. Contamos con un programa de mentoría resiliente. En las tutorías aplicamos el programa de enriquecimiento instrumental de mejora de las funciones cognitivas desarrollado por Reuven Feuerstein.

Acción Social:

Esta área de trabajo de hecho es uno de nuestros pillares, la acción social que hacemos en Nuevos Pasos, pretende ser un instrumento que demuestre que el amor y la aceptación incondicional hacia los niños y sus familias, sigue siendo la mejor receta para la resolución de problemas.Es a través de este área, que damos día a día esperanza, construimos relaciones, somos partícipes de los problemas de los niños e inductores de las posibles soluciones, siempre entendiendo cuál es nuestro medio, valiéndonos del tejido social que nos rodea, no creando dependencias y siempre, pero siempre dispuestos a prestar la ayuda necesaria.

Ofrecemos a los menores y a sus familias atención sanitaria en los casos en los que el Seguro Integral de Salud (SIS) no tiene cobertura y que, dadas las condiciones actuales, son muchas. Tramitamos sus hospitalizaciones de acuerdo a la necesidad requerida o propiciamos el traslado del menor a Lima en caso de ser necesario.También desde el área de acción social, prestamos ayuda para la obtención de partidas de nacimiento e inscripciones (registros de nacimiento) extemporáneas, un problema que afecta a un amplio sector de la población infantil.

Nos ocupamos también de la escolarización de aquellos niños que por su problemática no pueden asistir al colegio y reescolarizamos a los adolescentes que abandonaron sus estudios antes de concluirlos.

Comedores Infantiles:

Los comedores infantiles son uno de los programas con los que contamos para cambiar la realidad de los niños de extrema pobreza. Estos no sólo están pensados para lidiar con la desnutrición y el hambre; los comedores están concebidos para ofrecer a los niños una solución integral. Por esta razón se realizan diferentes actividades, tales como escuelas de padres, refuerzo escolar, campañas sanitarias, donaciones de ropa, alimentos, cultura de paz, enseñanza de valores y virtudes, juegos etc. Hemos iniciado también un trabajo de mejora de las funciones cognitivas de los niños con dificultades de aprendizaje. La inclusión de niños con necesidades educativas especiales es también una de nuestras prioridades.Estos programas están pensados para favorecer los procesos de resiliencia en estos pequeños, ayudándoles a ser personas íntegras capaces de construir futuros dignos y realizables.

El primer comedor se abrió el 25 de noviembre de 2002, en Perú hemos abierto cuatro comedores populares de los cuales tres son gestionados íntegramente por Nuevos Pasos dando una comida nutritiva a más de 140 niños de extrema pobreza.

Escuela de Educación Infantil:
Nació como un wawa wasi (casa del niño en quechua). Actualmente es un jardín de infancia que atiende a toda la población menor de seis años del asentamiento humano San Carlos en Laredo, una zona de extrema pobreza carente de servicios básicos. Con un edificio de 450 m2 ofrece a la población un centro educativo que prepara a los niños desde la primera infancia para el éxito escolar. Esta escuela comparte espacio con uno de los comedores infantiles ofreciendo a todos los niños y niñas del jardín de infancia una comida nutritiva diaria.
Asociación Un Nuevo Día © Copyright 2016
Anuncios